Claudia Palacios es la recepcionista de nuestro colegio y trabaja hace 16 años con nosotros y Verónica Palacios, su hermana es auxiliar y nos acompaña  hace 13. Viven en Santa Filomena, que es una localidad campestre de Colina compuesta mayoritariamente por parcelas.

¿Cómo es el lugar en que viven, el lugar en que crecieron?

Verónica: En la casa hay hartos animales, vivimos entre medio de las vacas, los caballos, los quesos de vaca, las cabras, las gallinas, los huevos.

Claudia: Nuestra vida gira en torno a nuestros papás, que son los gestores de las tradiciones, somos una familia de 27 personas, incluyendo padres, hijos, nietos y bisnietos, somos un choclón grande muy unidos, siempre nos juntamos todos, somos una familia de campo muy unida.

¿Qué actividades realizan para el 18 de septiembre, que tradiciones se mantienen en la familia?

Verónica: Como familia siempre compramos un corderito, no reunimos en torno a la parrilla, conversamos y compartimos. Además dejamos un día para subir a la cordillera, vamos en auto y ahí hacemos un asado. Pero en verano mi papa va con todos sus nietos a un paseo a caballo por varios días a la cordillera, para ver los animales que tenemos pastando ahí.

Claudia: Nuestra familia además corre en rodeo, mi papá, hermano, cuñado y sobrinos. Este año fue bien especial, porque hace tiempo que mi Papá no competía y este año después de mucho tiempo volvió a hacer movimiento de rienda, que son pruebas en que se muestra la destreza del caballo. Él fue campeón regional de movimiento de rienda en sus años mozos, va a cumplir 73 años y sigue vibrando junto a todos nosotros con estas tradiciones.

¿Qué consejo le darían a la gente para continuar con las tradiciones familiares?

Verónica: Nosotros En los días del 18 hacemos empanadas en familia, bailamos cueca y celebramos a chile como corresponde. Creo que lo de las tradiciones se lleva en la sangre, si uno vibra con las cosas, se traspasan al resto. Una muestra es que en nuestra familia todos los niños andan a caballo, es muy importante seguir las tradiciones familiares, acá siguen hasta los bisnietos vestidos de huaso y participando con la familia en las actividades que hacemos. Por ejemplo mi Papá en abril, para la fiesta de Cuasimodo, sale a caballo con todos sus nietos. Cuasimodo es una fiesta religiosa que se celebra el domingo siguiente de Pascua de Resurrección, en que se acompaña al sacerdote a dar la comunión a las personas que no pudieron asistir a la iglesia.

Claudia: Nuestros Papás nos enseñaron desde chicas las tradiciones, nos enseñaron a respetar la tierra, a cuidar la tierra y sus animales. Nos enseñaron que siempre hay que agradecerle a la tierra lo que uno tiene. Cuando uno cuida la tierra y sus tradiciones, mantiene  vivos a sus ancestros.